ACIERTOS RECIENTES

Cultura General Hípica

  


Para  escribir de la hípica necesariamente se deben nombrar a los caballos, ejemplares domesticados por el hombre, según informaciones históricas, desde hace unos 3.500 años antes de Cristo  y al parecer fueron los pueblos de Asia Central los que lograron tan importante hazaña, convirtiendo a esas bestias en un excelente medio de transporte, de carga y de otros usos.

A medida que se produce la evolución del ser humano, los caballos comienzan a ser empleados como elemento de guerra, siendo pueblos como los hititas, babilónicos y asirios los primeros en utilizar caballos en la organización de sus fuerzas de choque.

Los alazanes al llegar a la antigua Grecia eran utilizados en la equitación  y para arrastrar carros, efectuándose, con fines religiosos, grandes competencias donde los corceles constituían el punto de referencia.

En algunos pueblos se llegaron a celebrar carreras de caballos por espacio de un  mes.  Los romanos heredaron, dice el historiador Jenofonte, la tradición de la utilización de caballos en algunas de sus actividades.

Al caer el imperio romano,  la práctica ecuestre se extendió por muchos pueblos del mundo. Durante el Renacimiento, donde adquieren auges todas las actividades del ser humano, entre ellas las artes, la ciencia, la tecnología, la educación, la política, surgen las llamadas escuelas ecuestres.

Se sabe, de acuerdo a estudiosos de esta actividad deportiva, que será en Inglaterra donde surgen las grandes carreras de caballos de la época contemporánea, incluyendo para su escenificación los reglamentos respectivos.  En ese proceso  histórico donde los caballos se tienen como actores,  ya que figuraban con roles protagónicos dentro de los juegos olímpicos, donde vemos a los equinos en saltos con obstáculos.

         LAS PRIMERAS CARRERAS DE CABALLO EN VENEZUELA

Hurgando en los escritos de Beatriz Abache de Vera, se señala que para el año de 1877 en Caracas, concretamente en la calle San Juan (situada en un sitio conocido como Palo Grande, donde estuvo una estación del ferrocarril alemán, el mismo que llegaba hasta Los Teques) se corrió la primera carrera de caballos purasangre de la que se tenga noticia, dice la autora de la “Historia del hipismo venezolano”.

Para el año de 1895 se inaugura el hipódromo de Sabana Grande, otorgándosele al periodista Maximiliano Lores un permiso para extender una línea  telegráfica que le permitiera trasmitir  las carreras desde el lugar donde funcionaba el hipódromo hasta Caracas.

El 15 de febrero de 1908, ocupando la presidencia de Venezuela Cipriano Castro, se inaugura el hipódromo de El Paraíso, en terrenos pertenecientes a los hermanos García Prim, adquiridos por la suma de 200.000 bolívares por  el Jockey Club, en los terrenos donde hoy día está ubicado el Liceo Edoardo Crema (antes liceo Aplicación y el Pedagógico  de Caracas, hoy día Universidad Pedagógica).  

La primera carrera  escenificada en el nuevo hipódromo, con asistencia de una gran cantidad de personas, la ganó, en una distancia de 1.100 metros el ejemplar “Versus”, perteneciente al señor Eduardo Montalbán. Para ese entonces Caracas ya disfrutaba del tranvía eléctrico y tanto Sabana Grande como El Paraíso se tenían como lugares de esparcimiento de las familias caraqueñas, así como también Macuto, Los Teques y Los Chorros.
                            PRIMER CLÁSICO PRESIDENCIAL

Para el año de 1910, siendo presidente del país el dictador Juan Vicente Gómez,  se corre el primer clásico presidencial en la pista del hipódromo El Paraíso, en una distancia de 2.000 metros y con una bolsa de 1800 bolívares al ganador y 200 bolívares para el que ocupara el segundo puesto, sumas que fueron donadas por el déspota presidente.

Para la década de los años treinta del siglo XX se destacaban como narradores hípicos Luis Plácido Pisarello, quien había llegado de Argentina como empresario artístico, representando a Carlos Gardel (inmortal cantante quien realizó en 1935 una triunfal gira en Venezuela) y Eloy Pérez Alfonzo, conocido en el ámbito de la radiodifusión como “Míster Chips”. Es importante señalar que  en la pista del hipódromo El Paraíso brillaron ejemplares como  “Hipocrite”, “Caimán”, “Grano de Oro”, “Sud Oscuro”, “Imparcial”, “Petare”.

En 1958 la afición hípica se traslada al hipódromo de La Rinconada, inaugurado ese año y construido  en unos terrenos que habían sido adquiridos por la suma de 22 millones de bolívares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DATOS DE PARLEY GRATIS Designed by Copyright © 2014